5 sept. 2008

Gilgit

Tres horas de minibús a través de la KKH me llevaron junto a parte del grupo hasta Gilgit que es la ciudad más grande del norte de Pakistán. Una ciudad que si no fuera por que la gente lleva la camisa típica de los pakistanies y que en vez de sharis hay chadors, diría que estaba en la India. La ciudad es muy sucia, con el alcantarillado en la superficie y el consiguiente tufillo generalizado. La gente se trata de ganar la vida como puede: con pequeños comercios o restaurantes, vendiendo melones con grandes carros tirados a base de empujar, con tiendas para reparar piezas de coches, en herrerías a base de yunque y martillo , vendiendo relojes baratos, con máquinas de coser o remendando zapatos en la calle. Es de esas ciudades que te dan mucho que pensar cuando estás en ella.
También hay bastante presencia del ejército, tras barricadas y bastante bien armados. Sin embargo es un lugar muy seguro. Puedes caminar por cualquier lugar sin ningún tipo de problemas y sólo encontrarás gente que te quiera ayudar.
Estos días el patio está un poco revuelto por temas políticos. Hoy Musharraf ha dimitido como presidente de Pakistán después de 9 años en el poder. La gente en general está muy contenta y se alegran del cambio aunque no saben hacia donde se dirigirá la política del país. Por la noche en el hotel se podían escuchar disparos de la gente a modo de celebración. Con ese ruido tan particular me sumí en un profundo sueño…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Gus, como ves aquí estoy de nuevo viendo si tiene alguna entrada, así que ne encontré con la sorpresa que habías puesto una, aunque todavia es de Pakistán.Ya se esta acercando el ecuador de tu viaje. Por lo que nos cuentas me parece que no estás tan lejos y se hace mas llevadera la distancia y el tiempo sin verte. Dáilos está en Fuerteventura con Marta. El domingo ya se va a Holanda. Por aquí todo bien. Cuidate mucho. Un beso. La Gomera.

Salvador dijo...

Me alegré de sentir tu voz, hace un par de días y mucho más de la conversación. Espero que las cosas se estabilicen en Pakistán, al menos durante tu estancia aunque yo creo que nada se puede vaticinar con seguridad, tras la seguridad de que los talibanes andan por todas partes de esa zona. Cuídate mucho y no te metas en sitios que huelan a inseguridad. Toma fotos de todos los detalles y monumentos extraños para nuestra civilización. Te quiere mucho y siente tu ausencia papá

Anónimo dijo...

Gus ¿que es eso del plato? Me preocupas ¿tú no estarás pasando hambre?
Un beso. Cristina e Iván

Javier Ramirez dijo...

Que los pasoooó...Andate con ojo que "las armas las carga el diablo" y por esos lares parace que llega "la fin del mundo"...Cuidate.JAVI

Anónimo dijo...

Hey Gustav, glad to see you finally made your way into India. Hope the visa process wasn't a drag. Anyway best of luck for the rest of the trip and I will be following your blog!

Asim

Jenny dijo...

Hi Gus!! Me he tenido que poner rápidamente al día, ya que tenía un poco atrasada la lectura de tus peripecias por el mundo, porque, afortunadamente, también he estado de vacaciones. La parte buena, que ahora he podido saborear de golpe un monton de entradas de tu blog. Me sigue sorprendiendo todo, cada vez más y, casi siempre, gratamente.
Muchos besos y mucha suerte, amigo!