29 abr. 2008

Homs y Hama

De Palmira seguí camino para Homs, ciudad que me serviría de base para ir al Krack de Chevalier, un castillo que en su momento construyeron durante las cruzadas medievales a Tierra Santa. La ciudad es bastante grande (2 millones de habitantes). No es fácil encontrar sitios minimamente decentes para quedarse (dentro de mi presupuesto) y para mí, el hotel donde me quedé tiene el triste récord de "el hotel más cutre del viaje". El recepcionista era un chiquillo que no sabía hablar inglés, cuando le quise pagar no tenía cambio y, yo no sé que pintas tendré pero aun llevándose el dinero y el pasaporte, me quería cerrar con llave en la recepción (cosa que por supuesto no le permití).

Salí a comer algo y yo caminaba y caminaba y pensaba, ¿pero en esta ciudad la gente sólo come dulces?... Una tras otra dulcería y nada más en el horizonte. Al final encontré una tienda abierta y me comí un queso fibroso que a pesar de las pintas no estaba mal.

La visita al Krack de Chevalier es interesante. El castillo está todavía en muy buen estado de conservación; a pesar de que fue construido desde el siglo 12. Parece ser que nunca ningún asedio logró culminar con éxito su aventura. Sobre la marcha por la tarde me fui a Hama, donde los hoteles son más acogedores aunque al final la mañana descubrí que Homs no es una ciudad tan poco acogedora como me había parecido la noche anterior.

Hama es sobre todo famosa por las norias de madera de mas de 20 m. de altura y que servían para subir agua del río a las redes de riego. Son toda una atracción, sobre todo por el ruido que hacen. Aquí me volví a encontrar con mis amigas francesas con las que seguiría camino hasta Aleppo donde pretendo pasar unos días para descansar del trajín de la última semana antes de seguir al este de Turquía.

En Siria he tenido que ir un poco más rápido de lo que he me hubiera gustado porque mi visado de Irán expira el 1 de junio y como quiero pasar un mes allí he caminado ligero. Ese es el problema de tener las visas de antemano, te hacen las cosas un poco menos flexibles. Aun así agradezco tener las de Irán y Uzbekistán porque no son fáciles de conseguir por el camino.


5 comentarios:

Perrine dijo...

hola Gus ! como te vas ? de nuevo al trabajo en Paris, esta lluviando todo el dia... dime que paso con tu camera ?
un abrazo fuerte !
suerte
Perrine

danilo dijo...

personaje,4-0 a denver,este año huele a anillo!!!

Anónimo dijo...

Hola Gus, Soy carlos tejera amigo del Melilla o del Metralla que le pega mas ... me recomendo tu blog y me tienes enganchado. Felicidades por la decesición del viaje y a disfrutarlo, mucha suerte .... bueno esa ya la tienes ahora aprovechala.

Anónimo dijo...

Gus,
echamos de menos unas fotillos de Siria para irnos haciendo a la idea.
Aunque me imagino que vas un poco volado y no tienes tiempo de volcarlas.
Esperamos que te vaya bien en Turquía y que encuentres hoteles dentro del presupuesto. A ver si vas a coger ladillas!!!!....

Grego.

Soraya dijo...

Menos mal que te llevaste la sábana cosida, ¡Que barbaridad¡