19 may. 2008

Kaleibar y el valle del río Aras


El pueblo de Kaleibar, y en general el noroeste de Irán es todo lo contrario a la imagen de ese país que todos tenemos en mente. Bosques, praderas, montañas, nieve… Aquí por primera vez me ha llovido e incluso granizado, he pasado frío y he tenido que aparcar mis eternas sandalias para ponerme las botas de montaña.

Aquí se nos ha unido un par de días otro alemán, Johannes con el que hicimos una pequeña caminata hasta Babak, las ruinas de un castillo azarí del siglo IX desde el que se ven magníficas vistas del paisaje circundante.

Al día siguiente, volvimos al valle del río Aras, pero esta vez desde Eskanlu, al Este de Jolfa. Este río separa Irán de Armenia y Azerbaijan y es curioso ver como del lado "soviético" se extienden las alambradas, las torretas de vigilancia y los barracones mientras que de nuestro lado, lo único que te encuentras es un militar de vez en cuando.

No había comentado nada acerca del dinero en Irán. Les puedo asegurar que es un lío. La moneda es el rial y el cambio aproximado es de 14.000 riales por un euro, así que de la mañana a la noche te conviertes en millonario. Los iraníes usan a veces el Rial, pero la mayoría de las veces usan el toman que resulta de dividir el precio por diez. Por ejemplo, una botella de agua puede costar 4000 riales o 400 toman, así que hasta que te acostumbras a lo que valen las cosas estás un poco desorientado.


1 comentarios:

Mária dijo...

Donde las dan, las "toman"...