30 jun. 2008

En el Valle de Fergana

Con mucha pena me despedí de Juancho, Ricard y Alejandra después de la última y surrealista noche en un karaoke y una disco uzbekas. Estos días que he pasado con ellos han sido como un paréntesis muy divertido que me ha venido genial para desconectar durante unos días de la vida errante.
Seguí camino hacia Fergana con Paloma y Elisa. El valle de Fergana es una autentica isla dentro de Uzbekistán, tanto por su fuerte carácter islámico como por los paisajes diferenciados del resto del país.
El valle es tristemente famoso a nivel mundial por los oscuros sucesos que ocurrieron durante la represión de una manifestación en el año 2005 donde parece ser que murieron cerca de 1000 personas. Sin embargo, muchos uzbekos ya me habían hablado de la extraordinaria amabilidad de las gentes de Fergana. Nuestro primer destino era la ciudad de Risthon donde nos íbamos a alojar en la casa- fábrica de uno de los mejores ceramistas del país. El camino hasta allí es muy bonito y por fin vuelvo a ver árboles fuera de los jardines de las ciudades.
Sorprendentemente, la fábrica del ceramista es un centro con muchas conexiones con Japón. La mayoría de los chicos saben hablar esa lengua y la hija del dueño es la profesora ¡con sólo 9 años!.
Aquí nos han enseñado todo el proceso de como hacen la cerámica a mano.
Por la mañana Elisa se había levantado enferma así que Paloma y yo nos fuimos a dar una vuelta acompañados por los cinco niños de la familia. Nos guiaban de un lado para otro, ya bien al bazar, ya bien a una tienda de juguetes o a comernos un helado. De vuelta a la casa las niñas se pusieron el quimono y nos deleitaron con un baile japonés.
También fuimos invitados por la noche a un piscolabis en casa de otro de los hermanos del ceramista. Como Elisa sabe hablar ruso, las cosas son un poco más fáciles para poder comunicarnos con la gente.
Al día siguiente, martshurkas que te pego para llegar hasta Margilon, famoso por la manufactura de la seda. Fue una pena que al ser domingo la fábrica estuviera cerrada. Nos tuvimos que contentar con ver algunas fotos del interior y dar un vistazo a la tienda.
Antes de coger la martshurka que nos llevaría de camino a la frontera con Kyrgyztan, fuimos a dar una vuelta por el bazar de Kuntepa. Simplemente auténtico, los hombres con los gorros musulmanes y las mujeres vestidas con los típicos trajes uzbekos, gallinas, melones, puestos de especias…
Aquí, por tercera vez desde que estoy en Asia Central, y ante las sonrisas socarronas de Paloma y Elisa, recibí una propuesta de matrimonio de una señora uzbeka. La mujer me miraba, hacía el gesto de poner los dos dedos juntos y luego ponía las manos emulando un tejado y decía "domo" para invitarme a su casa. Así Elisa pudo tomar cumplida venganza de lo que nos habíamos reído en Rishton con el especial trato que le daba el hijo del ceramista y a partir de ahí me llamaron "El Don Juan de los Bazares".
Ya sólo nos queda el último tramo de carretera hasta la frontera, me despido de Uzbekistán donde he pasado muy buenas experiencias, pero también con la ilusión de conocer un nuevo país.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En tu ir venir por distintos paises, veo realizados mis sueños de juventud de viajar por todos los rincones del planeta, Gracias por tus comentarios,. que hacen realidad las ilusiones creadas en mi mente por Marco polo, Emilio Salgari, Samarkanda, León el Africano, El Médico y otras muchas historias qqe alimentaron mis deseos de viajar Te deseo desde mi sitio familiar.toda clase de buenas expeiencia y que tu salud no se resienta por tanto moverte dentro de latas de sardinas y taxísticas negociaciones crematisticas. Algun dia vendra, en que puedas alojarte en Dubai, en el hotel mas caro del mundo, aunque yo creo que no ibas a colmar nigun ansioso deseo. A mi me sigue funcionado bien el almanaque vital y espero que no se rompa ningun engranaje indispensable. Besos, ilusiones y mucha salud te desea, papa

Anónimo dijo...

Veo que tu viaje está colmado de éxitos en tres meses tres proposiciones de matrimonio no estan al alcance sino de los Clooney, brad pitt y pocos más... eres un grande!!!!

Gusi estoy enganchado a tu viaje, es como una telenovela,.. cada di espero el siguiente capitulo.

un abrazo de la calurosa aguagarcía

Tutankramon.