16 jul. 2008

Ala Archa

Tenía tiempo el fin de semana y nada que hacer en Bishkek así que conjuntamente con Wouter, un holandés que conocí en la guesthouse, nos fuimos a caminar un poco entre las altas montañas cercanas a Bishkek. El objetivo principal era pernoctar en una estación de ski abandonada donde la gente se queda a pasar noche. Aunque nos levantamos muy pronto nos costó llegar al punto de salida, incluso tuvimos que hacer autostop en el último tramo, donde nos cogió un autobús repleto de señoras de excursión que parecía la reedición en Kyrgyzstán de la caravana de Plan.
Empezamos a caminar por un sendero que supuestamente era un camino para 4x4 pero enseguida se convirtió en una vereda con muchas piedras y cubierta de hierba, y en la que no se podía ver el suelo. Para colmo la noche anterior había llovido mucho y el suelo estaba muy resbaladizo. El paisaje es muy espectacular, un valle bastante estrecho rodeado de altas montañas de casi 5000 m. por el que transitan muchos ríos que van crecidos por el deshielo. Tras caminar durante 4 horas llegamos a un río que bajaba muy rápido y bastante crecido desde el glaciar, así que tras valorar durante un buen rato las distintas posibilidades (construir un puente, un túnel bajo el cauce del río o la teletransportación) decidimos aceptar la derrota y volvernos a nuestro pequeño hogar de Bishkek. Al llegar allí, me encontré una sorpresa en forma de 2 trotamusicos españoles que habían venido desde Tashkent. No hace falta decir que por supuesto por la noche hubo guitarreo…

4 comentarios:

Dailos Medina dijo...

Todavía estoy alucinando con la foto de las montañas... (será que por aquí no hay demasiadas :P )

Voy a tener que empezar a ahorrar para encontrarme contigo por ahí, no me puedo quedar sin ir.

Un beso fuerte!

Lucas dijo...

Pero que intrépidos!! jejej

Anónimo dijo...

si le pillas el truco a la teletransportación, cuéntamelo, la primera experiencia será pasar un rato contigo.
Besos,
María P.

Anónimo dijo...

Hola Gus, como ves ya me estoy acostumbrando a mandarte un mensajito de ves en cuando. Ya veo que dejas a un compañero de andanzas y enseguida encuentras a otros trotamundos como tú. Estoy impresionada con las fotos.
Hoy estan en casa Pedro, Pili y los niños que vinieron por aqui. Te mandan muchos y que disfrutes todo lo que puedas de tu viaje. Sabes que siempre te tenemos en el pensamiento, muchos besos.
La gomera.