4 jul. 2008

La Ruta de Osh a Bishkek

Desde Osh cogimos un taxi compartido para dirigirnos a la capital de Kyrgyzstan. Por fortuna, nos debe haber tocado uno de los escasos prudentes conductores del país así que hicimos el trayecto de manera placentera. Aquí la gente bebe mucho vodka y a veces pierden un poco los papeles.
El trayecto de 12 horas es tremendamente espectacular. Kyrgyzstan es un país de paisajes, por algo la llaman la Suiza de Asia.
En los comienzos te encuentras con muchísimos campos de girasoles y melones que desaparecen desde que empiezas a adentrarte en las montañas.
La carretera bordea ríos de color verde que reflejan los picos que los rodean. Durante gran parte del invierno, el camino se hace muy peligroso por las numerosas avalanchas de nieve que se registran.
Tras una parada para comer comida Kyrgyz seguimos subiendo en altitud entre bosques y montañas cada vez más altas, rodeando el celeste lago Toktogul.
La penúltima parte del recorrido son praderas inmensas salpicadas por las yurtas (las tiendas de los nómadas kyrgyz), caballos y vacas pastando, niños jugando…
y de telón de fondo altas montañas nevadas.
Desde las praderas se sube a un puerto de montaña de 3.330 m. que termina en un túnel de 4 km. sin ventilación. Cuando vas a entrar en la boca se ve saliendo el humo como si fuera una chimenea.
La última parte del recorrido es una increíble bajada de hora y media hasta los 800 m. de altitud de Bishkek.
Llegamos cansados pero aún a tiempo de ir a cenar a un restaurante libanés…seguro que mi colesterol agradeció esta comida sin grasa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gus voy a intentar ponerte unas letras.Ya veo que sigues tu recorrido sin ningun contratiempo y pasandplo bien que para mi es lo más importante. Porlas fotos podemos ver que estas teniendo una experiencia única.
Como ves ya hace unos dias que estoy en casa otra ves.Tanto en Holanda como en Madrid lo pasé muy bien.
Me olvidaba decirte que tu amigo Ramón y Mari Jose me cayeron muy bien y muy simpáticos. Bueno Gus te mando unabrazote muy fuerte y te deseo que sigas bien de salud para que sigas disfrutando de esta experiencia, que contigo recorremos los que te seguimos.
Muchos besos, Mamá

Lucas dijo...

Vaya paisajismos oigaaaa!!

la 2ª foto parecen cabañas tibetanas - mongolas... como las que tienen los pastores de yaks... por cierto, allí hay yaks?

Sigue disfrutando, por aquí ya seguiremos con nuestra crisis energética de la que tanto habíamos hablado...jeje

Un abrazo!!!

Anónimo dijo...

Tu cesped crece y crece y yo siguiendo lo consejos de Ramón le digo: "mala hierba" mientras pienso "que no muera" ay, ay...
Sigue disfrutando de todo que nosotros lo hacemos contigo y que los días de andar en solitario no te invadan que por aquí se te recuerda cada día.
Un beso mi pequeño y gran viajero
Patris