18 sept. 2008

En el templo dorado

Tras recoger mi visa para la India y una breve visita a Rawalpindi, la ciudad "gemela" de Islamabab (solo por la distancia ya que se parece más bien al caos de Lahore) me dirigí hacia la frontera, esta vez para cruzarla. Por última vez en Pakistán, un chico me recogió y me llevó hasta el mísmisimo puesto fronterizo en motocicleta, cuando el autobús me dejó en medio de la carretera . Echaré de menos la increíble hospitalidad de los pakistaníes.

Amritsar es la primera ciudad después de la frontera y se podría considerar como la Meca de los Sikh. Es la ciudad de los turbantes, una ciudad llena de misticismo y con un atractivo muy especial.

El centro neurálgico y religioso de la ciudad es el "Templo Dorado", uno sitios enigmáticos que a mi me atraen como un imán. En esencia, el templo es una pequeña edificación con una cúpula recubierta de oro, y una piscina repleta de carpas en donde los Sikh se vienen a dar los baños sagrados.

Dentro del templo lo único que hay es un pequeño recinto donde hay cuatro sacerdotes tocando una música monotona y orando durante todo el día.

Aquí disponen también de una gigantesca cocina común donde cualquier persona, sea cual sea su raza o religión puede obtener su ración de agua y comida. La gente se sienta en línea y los chicos van pasando con la comida (arroz y dal por supuesto) en cubos y sirviéndolos mediante cucharones. De la misma manera también hay alojamiento gratuito en los anejos al templo. Lo mejor de quedarse aquí es que disfrutas a tope del ambiente del templo; por la noche el lugar adquiere una atmósfera muy especial, las luces reflejandose en el estanque, por supuesto la melodía de los sacerdotes y yo sentado en unas escaleras y ensimismado con cada uno de los detalles.

2 comentarios:

Manu dijo...

Hola mi nombre es manu he estado leyendo tu pagina y la verdad es que me interesa mucho tu viaje. Me interesa más que nada porque me encantaria hacer un viaje parecido pero nunca pense en viajar de esa forma la verdad es que me parece que viajas como un turista, más que sea un viaje errante parece que esta todo planeado durmiendo en hoteles. Quizas me equivoque y seguramente lo haga, pero por supuesto no he venido a juzgar a nadie sino a aprender, solo quisiera saber como llegast a hacer este viaje como ocurrió todo, con que medios cuentas.Bueno espe que m respondas pronto y muchas gracias por tu tiempo Cuidate!!

Lucas dijo...

Hola Manu, yo no sé si te has expresado bien, mal o regular, o yo no te he entendido correctamente.

Me voy a permitir el lujo de contestarte yo (porque soy así de chulo y porque sé como viaja Gustavo ya que he tenido la suerte de viajar un tiempo con él).
De turista nada... me da la sensación de que:
1. no te has leído el blog.
2. o bien no te has enterado de nada.
3. Me da la sensación, con esos comentarios de que no has salido nunca de sssspaña.
4. Y creo que tampoco sabes la diferencia entre turista y viajero.
A mi esa afirmación me ha dolido y no me extrañaría que a Gustavo tb.

A ver... te interesa el viaje?? o te parece que es un viaje de turista? céntrate!! porque si es lo segundo te vas a una agencia y que te cuenten!

Un viajero se organiza y prepara los viajes. Un turista deja que se lo preparen otros y va como un borrego donde le dicen. Luego están los muy muy y lo más más, que se creen viajeros de la hostia y son otros paletos que van con la mochila a cuestas sin saber donde están y donde van.

Desde luego te equivocas en tus afirmaciones... y creo que también en tu forma de sacar información.

Vamos que cuando te hagas un par de viajes y sepas de que va el baile ya haces las críticas que quieras, constructivas o destructivas, pero con algún argumento decente...
ala majo! un placer!
PD. Si quieres información seguro que hay una oficina de Halcón Viajes cerca de tu casa. Porque con esas maneras por estos lares difícil que saques información.

Un saludo