29 oct. 2008

Siete meses (y algo)

Pasan los días y los meses y cada vez me parece que el tiempo pasa más y más rápido. En la fecha en que se publicará este post llevaré 7 meses y medio de viaje y andaré probablemente por Malasia o quizás en Singapur, camino de los últimos destinos de mi viaje. Aún tengo la incertidumbre de que pasará en mi último tramo por Indonesia Occidental y Papua Nueva Guinea y si al final llegaré o incluso si me interesará llegar o no a Australia o variar nuevamente la ruta.
Hasta ahora sigo encantado de estar aquí. Durante este tiempo que llevo de viaje he tenido muchos buenos momentos aunque también unos pocos no tan buenos que tiene
s que aprender a superar por ti mismo para poder seguir camino.
La ruta ha sido bastante exigente para mí, pocos respiros me he dado en los primeros 7 meses y eso se ha traducido en algunos momentos de cansancio físico y también psicológico. Cambiar de país, de paisaje o de cultura me ayuda a retomar el pulso cuando me siento así.
De las experiencias que te llevas a tu saco en un viaje de esta naturaleza, además de los sitios y las culturas que puedas conocer a lo largo de tu ruta (que también) te quedas con el torrente de sensaciones que te genera vivir el día a día de la gente de estos países. Por supuesto todas las personas que he co
nocido durante este viaje me han aportado mucho. Sólo ver la humildad y la generosidad que derrochan es toda una lección para cualquiera que proceda de un país occidental. La hospitalidad de la gente de países musulmanes como Irán, Uzbekistán, Pakistán o Bangladesh es simplemente asombrosa. También es agradable compartir camino con algún que otro viajero.
De paisajes, aunque han sido muchísimos y muy diversos, si tuviera que elegir hasta la fecha, quizás me quedaría con los de el norte de Pakistán y con las praderas de Kirgizstán.
Los últimos destinos serán fundamentalmente de naturaleza aunque mi mayor deseo sería seguir conociendo la gente y la cultura de estos países.
Quiero hacer un paréntesis para mandar un especial saludo, en primer lugar a Patri, que como yo está también embarcada en la realización de su sueño personal, nada fácil de conseguir, pero que estoy convencido que alcanzará. A mi familia que me sigue continuamente a través de este blog, sobre todo a mis padres, recientemente integrados en las nuevas tecnologías (mi madre comenta bajo el pseudónimo de La Gomera). También a mis amigos, a los que también echo de menos y que siempre me animan mucho a traves de comentarios y correos! Gracias a todos!

4 comentarios:

Roberto dijo...

Que todo vaya viento en popa!! Gracias a tí por hacerme disfrutar de tu viaje leyendo este blog.
Roberto

Dailos Medina dijo...

Hola Gus,

es todo un lujo que compartas con nosotros las historias que te van sucediendo...

Estamos deseando verte en persona para que nos cuentes muchas otras que seguro no caben aquí... mientras tanto sigue disfrutando y acumulando muchas más :)

Un abrazo fuerte de tu hermanito holandés ;)

Anónimo dijo...

Hola Gus: Hoy me encuentro en tu blog un resumen de tus 7 meses largos de viaje.En él nos cuentas que has tenido muchos buenos momentos y los menos no tan buenos.Espero que estos últimos no se repitan y que tengas la fuerza suficiente para culminar este viaje llevándote lo mejor para recordar.Creo que como dices tendrás en la retina esos paisajes tan hermosos que por tus fotos lo hemos podido comprobar, pero estoy contigo que las vivencias personales con gentes de otros países jamás las olvidarás.Tú con tus comentarios me has hecho cambiar la opinión engañosa que se tiene de esos países.
Gus por aquí estamos todos bien, así que por no te preocupes. Ya estamos esperando pronto a Dailos que vuelva de Holanda.
Un beso muy grande.Cúidate mucho.
La Gomera.

Anónimo dijo...

encantado de quedarme con toto lo que nos cuentas que no repito sino disfruto como unz en su habitat. Deseo que sigas gozando y haciéndonos pasarlo muy bien con añoranza de los que pudimos hacer y de tu ausencia. Pero no esmuy llevadero viendo que tu te lo pasas
consiguiendo una experiencia enriquecedora en todos los aspectos y abrumadoramente cultural. Un abrazo y un beso de a.p.a.P