29 dic. 2008

En Kuta

La vuelta de Lombok a Bali me llevó casi todo el día. Aunque yo no tenía pensado ir a Kuta pero la marea de turistas, que supongo vendrían de las Islas Gili, me condujo hasta allí
Kuta es tristemente famosa por que aquí es donde ocurrieron los terribles atentados de Bali en 2002. Un monumento a las víctimas y los espeluznantes relatos de la gente de aquí cuando te hablan de aquella noche son los recuerdos que quedan en la ciudad de aquel terrible momento. También es famosa como destino surfero y por las numerosas discotecas y pubs que hay en el centro turístico y donde vienen principalmente australianos a ponerse las botas a cerveza. La playa no es gran cosa comparada con las del sur de Tailandia o Malasia, pero al menos hay olas y te puedes divertir un rato jugando con ellas. Cuando caminas por las calles de Kuta es un poco agobiante, porque en cada esquina te aparece alguien que te ofrecen transporte, masajes, compras, etc.. También he de decir que cuando ven que no vas de eso se relajan y empiezan a hablar contigo de otra manera más relajada y amigable.
A la mañana siguiente de llegar, era día festivo para los hindúes de Bali y en cada esquina y en cada intersección de calles había una ceremonia religiosa; la gente estaba sentada en la calle, frente a un pequeño altar, haciendo ofrendas, bailando, manejando un dragón o emulando que tenían el demonio dentro. Me sigue pareciendo increíble como se mantiene la cultura aqui, incluso en un lugar tan turistico como Kuta. Allí estaban todos, los mayores, los adolescentes y los niños que continuarán con las tradiciones en el futuro.
Aquí compartí mis momentos con Gemma, Esther y Lili, dos españolas y una brasileña con las que me tropecé en la calle y que están viviendo actualmente en Sydney. Con ellas quedé al día siguiente para darnos un paseo en motocicleta (conducían ellas) por el sur de la península de Bukhit donde se encuentra el templo de Ulu Watu en lo alto de unos impresionantes acantilados. Luego seguimos camino hasta Nusa Dua donde hay algunas playitas menos saturadas que la de Kuta. Allí se nos pinchó la rueda de la moto y aunque no nos costo demasiado buscar un lugar donde arreglarla, el problema era que el mecánico no nos aseguraba que el arreglo iba a durar demasiado y como el que nos alquiló la motocicleta se quitaba el muerto de encima, nos arriesgamos y reparamos el pinchazo rezando para que aquello llegara intacto hasta la vuelta.
Acabamos nuestro paseo viendo la espectacular puesta de sol en Jimbaran, cerca ya de Kuta, donde hay muchos restaurantes para turistas que se sientan allí para ver el atardecer. Nos despedimos al día siguiente pues yo seguiré mi camino hacia Sulawesi.
No hay que dejarse llevar por los tópicos, a pesar de que Bali es un sitio bastante turístico y que en algunos momentos puede ser un poco extenuante o irritante a la hora de estar todo el día regateando o esquivando vendedores , es una isla a la que vale mucho la pena venir por su impresionante y bien conservada cultura, por su paisaje y por su gente.
Por cierto les extra
ñará no ver fotos en esta entrada, pero como ya saben los que me siguen, suelen llevarlas retrasadas unos 15 días y ayer he llegado a Papua. Las conexiones son muy lentas y no me permiten cargar fotos, asi que esto tendrá que esperar a una mejor ocasión.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

He leído hoy una frase en tu blogg que me permito copiar (espero que a la persona que firma bajo el seudónimo "a.p.a.p", no le moleste que lo haga).... "espero que sigas como hasta ahora, haciendo lo que tu creas más conveniente sin necesidad de batuta"... sabia frase y aún mas sabia persona...
Mis mejores deseos para el 2009...
Besos, cuídate.
María P.

Lucas dijo...

Que pasa Gus!! creo que hay alguna historia sobre kuta que todavía no ha llegado no? o eso entendí el otro día, sigo vigilanti!!

Felíz año! de la rata!! y del viajero!

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Aunque te sigo en la ruta (con curiosidad y sana envidia) no te había escrito antes, prefiero leerte, pero no puedo dejar de hacerlo el último día del año para desearte lo mejor en el que viene, espero que sea como mínimo tan bueno como este.
Abrazos y besitos,
Sandra SM

Anónimo dijo...

Hola Gus: Ya hace unos días que no me asomo a esta ventanita para ponerte unas letras, pero hoy es un día en la que no podía faltar.
1 de ENERO DE 2009.Día señalado en el calendario. Mi deseo es que sea tan bueno como el pasado, en el que has podido disfrutar tu sueño acariciado durante tantos años, de lo que doy fe, aunque he de decirte
que nunca me lo tomé muy en serio, pensando que quizás no serías capaz. Pero si que me equivoqué.
Espero que lo que te queda de viaje sigas así, pasándotelo muy bien y gozando cada momento hasta que vuelvas. Nosotros nos conformaremos leyendo estas historias que nos vas contando y esperando que pase el tiempo para tu regreso.
Muchos besos.
La Gomera.

Anónimo dijo...

Que este año, independiente de la salud, te depare todo lo mas que tu deseas y alguna sorpresilla agradable, yo me conformo con verlos a "todos" con salud. Sigo, como siempre todas tus narraciones con suma atención y porque no decirlo, con algún resquicio de envidia, solamenete con ese poco, pues mi edad ya no permite mucho más, soy feliz con ver que los demás van cumpliendo sus deseos y sueños, aunque estos sean despiertos. Un abrazo. a.p.a.p.

Anónimo dijo...

¡¡¡ FELIZ AÑO !!!